El diente de león no muerde… mucho

Ay, Taraxacum officinale, si te dieran una célula por cada vez que te han confundido con otras compuestas parecidas a ti… Ahora serías tan grande que dominarías el mundo y el viento necesitaría de toda su potencia para soplar tu gigante molinillo y liberar los vilanos del tamaño de una enorme sombrilla. Cierto es: hay tantas especies a las que se llaman dientes de león que ya ni ellas mismas se identifican entre sí (bueno, sí lo hacen, pero el dramatismo es esencial, el #DRAMA).

¿Qué es un diente de león? Ilumíname

Como siempre, la imagen explicativa que no falte.

Bien grandota para que se vea con propiedad. ¡Oh, sorpresa! ¿Los molinillos vienen de esas flores amarillas? Ahora te explico

El diente de león, de la familia Asteraceae o Compositae, es una planta herbácea vivaz (de ese verdecito que te dan ganas de comerte por tu instinto de cabra, sí) de raíz nabiforme y roseta de hojas basales. Esta roseta es la que define su condición de hemicriptófito, es decir, pasa la época de clima desfavorable (invierno) con esa forma, a ras de suelo, protegido en gran parte del frío y del viento.

Roseta basal en invierno, sin inflorescencias

A principios de la primavera aparecen los bohordos florales (tallos largos y sin hojas) terminados en cabezuelas amarillas formadas exclusivamente por flores liguladas, con forma de lengüeta. Estas cabezuelas son inflorescencias llamadas capítulos, caracterizadas por  componerse de flores sésiles o sentadas (carecen de la unión con el tallo) que se disponen sobre un eje muy corto, dilatado, denominado receptáculo, que puede ser plano, cóncavo o convexo.

Aquí se aprecian la cabezuela con flores liguladas
Esquema de un capítulo. Las flores tubulares se encuentran en inflorescencias como las margaritas (lo amarillo del centro, lo blanco son flores liguladas)

Tras su floración, la cabezuela se transforma en una esfera de aquenios con copete, es decir, en un molinillo. Los aquenios son frutos monospermos (una sola semilla) y secos y, junto con el copete, se denominan aquenios con vilano (o vilano para los amigos).

Diente De León, Planta, La Naturaleza, Flor, Cerrar
En la base de los vilanos se observan los aquenios

Componentes

Toda la planta está recorrida por lactíferos con un látex blanco no tóxico. La raíz contiene hasta un 25% de inulina (familia de glúcidos complejos), fructosa y potasio. Las hojas son ricas en flavonoides, provitamina A, vitamina C (¿soy la única que se ha dado cuenta de que TODO tiene vitamina C? Estas plantas son unas copiotas), sales minerales y proteínas completas. También principios amargos terpénicos, taraxacina y taraxacerina.

Usos y aplicaciones

Medicina

El diente de león aumenta la cantidad de bilis, refuerza la contracción de la vesícula biliar y actúa sobre el hígado. Es por esto que es muy eficaz en el tratamiento de la insuficiencia hepática, las crisis hepáticas dolorosas y las ictericias (coloración amarillenta de la piel y mucosas debida a un aumento de la bilirrubina). Además, regula las funciones intestinales y combate el estreñimiento. Actúa de manera eficaz contra diferentes dermatosis y celulitis que suelen estar relacionadas con una insuficiencia hepática.

Sus propiedades diuréticas (provoca una eliminación de agua y sodio en el organismo, a través de la orina o las heces en forma de diarrea) son conocidas desde hace tiempo (y al parecer efectivas). Por ejemplo, el diente de león en francés es pissenlit, que significa “orinarse en la cama”.

También es un excelente depurativo, ya que elimina las toxinas de origen infeccioso o que proporcionan la alimentación y el entorno. Para aprovechar esta propiedad se usan las hojas y la flores, recogidas ambas en primavera.

Las flores también sirven para aliviar la tos, aunque no llegan a ser tan efectivas como la miel.

Caucho

Su látex es rico en caucho. El de una especie próxima era usado, de hecho, en la Unión Soviética para la fabricación de neumáticos de camiones.

Somormujos De Cuello Rojo, Aves, Familia, El Agua
No me juzguéis, quedaban cuquis y no se salían mucho del tema (son somormujos de cuello rojo, por cierto)

Actualmente se están lanzando al mercado nuevos neumáticos fabricados con este caucho, como esta empresa (ya podrían pagarme la publicidad o algo).

Recolección

Se recolectan las raíces, los tallos, las hojas y las inflorescencias. Las raíces se lavan a fondo, se cortan a lo largo y se ponen a secar a 50ºC como máximo. Los tallos se recolectan antes de la floración, a veces junto con las raíces.

Utilización oral y tópica

ANTES DE NADA: estas indicaciones son sólo orientativas, para saber cómo se podría consumir. Si acabas en urgencias esta berenjena no se hace responsable y pasa de pagarte nada, que soy pobre.

Las hojas frescas y jóvenes se usan en ensalada, sobre todo para las personas que padecen enfermedades hepáticas, aquellos que sufren gota, las personas obesas y las que padecen anemia.

Las flores confitadas en azúcar alivian la tos, siendo parecidas a la miel, como ya se ha indicado antes.

Indicaciones para decocción: llevar a ebullición entre 30 y 60 g de raíces por cada litro de agua durante media hora y, después, dejar en infusión 4 horas. Tomar 2 vasos al día entre las comidas.

Supuestamente también se puede hacer un zumo fresco que elimina las pecas, aplicándose 2 veces al día en la cara.

Toma, te dejo receta de quiche de diente de león, la pruebas y me dices, que yo estoy a dieta. No como… compuestas.

Historia, etimología y tradición

Desde tiempo inmemorial (que no queda chula la palabreja ni nah) el diente de león se ha venido utilizando para los cuidados oculares, de donde le viene su nombre científico: taraxis, que quiere decir “inflamación ocular”.

Tradicionalmente ha sido usado, además de por los europeos, por chinos, árabes y los nativos americanos para tratar diferentes dolencias, entre ellas incluso el cáncer, ya que es una planta que se encuentra repartida por todo el hemisferio norte.

Antiguamente existía la creencia de que soplar el molinillo servía para pedir un deseo o daba suerte, tradición llevada hasta nuestros días.

Por tanto, coge un molinillo, sóplalo y pide un deseo. Como que se dispersen las semillas, ese fijo que se cumple. Existencia de la magia demostrada. Jaque mate, ateos.

blowball-384598_960_720

Anuncios

3 comentarios en “El diente de león no muerde… mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s