Reto 11. Cúrsquipe y el vecino de la berenjena

Antes de empezar, escribo en qué consiste este reto en cuestión: “Inventa un cuento con dos objetos a los que dotas de vida”. Muy bien, allá vamos.

Nadie sabe quién lo puso ahí, pero el caso es que ahí se encontraba. Pocos reparaban en su presencia de lo anodino que era en sus vidas. Lo miraban sin verlo, como si fuera simple aire. En fin, que su existencia era prescindible, pero…

Pero es que este no era un pomo de escalera normal.

Sí, el barniz que cubría su cuerpo de madera estaba ya desgastado por el uso del tiempo y la gente se había olvidado de mantenerlo como es debido. De acuerdo, puede que ya ni siquiera lo usaran para apoyarse por lo desmesuradamente sucio que estaba. Sin embargo, por dentro seguía guardando un secreto.

—Hey, hey, ¡pajarito! —le gritó a un gorrión que se había aventurado dentro del portal—. Acércate, venga, tú puedes. ¡Aquí!

Pero el animalito no parecía poder entenderle. No comprendía a los humanos, iba a comprender a un simple pomo de escalera desgastado que hablaba el mismo idioma. Has oído bien, sí: el pomo hablaba. ¿Cómo es que entonces nadie reparaba en él, si podía hablarles y pedirles que le limpiaran? Oh, el pequeño ya no quería hablar con la gente, acababan usándolo como oyente en vez de interlocutor. Nadie quería oír su opinión, sólo que reafirmara sus pensamientos para dejar bien sustentado su ego.

El pomo se aburría bastante. Cuando nadie miraba (ni escuchaba) se dedicaba a practicar el cante con alegría. Y qué mal se le daba. Solía pensar que su alma era la de algún animal cuyo método de comunicación fuese el berreo disonante y continuo. En fin, él lo disfrutaba y, sin poder moverse, ¿qué otra cosa iba a hacer?

Un día, un vecino subía cargado de bolsas de la compra. Sin darse cuenta, de una de ellas se cayó una morada y lustrosa berenjena. El pomo no dijo nada, por supuesto, dejó que el hombre siguiera su camino sin su preciada hortaliza. Cuando se hubo ido, decidió presentarse.

—Sé que no puedes entenderme, pero me llamo Cúrsquipe.

—Jenita, encantada —respondió ella.

Si hubiera podido moverse, el pomo habría pegado un buen brinco del sobresalto. ¿La berenjena le estaba hablando? Pero aquello no era posible. No, no, no. No había más como él. ¡Y menos una hortaliza!

—¿Acabas…? ¿Acabas de contestarme? —se aseguró.

—Pues sí, eso es lo que he hecho. ¿Tú sabes cómo puedo librarme de la sangrienta muerte que me espera?

—¿No sería savienta?

—No, más bien seca, no suelto mucha sustancia cuando me cortan.

—Qué sabré yo, nunca he comido berenjena, y mucho menos cocinado.

—¿Entonces?

—¿Entonces qué?

—¡No quiero morir! —estalló la hortaliza, harta de esa conversación.

—Ah, sí, lo tienes chungo. No puedes levantarte para salir corriendo.

—Muy agudo, sí señor. ¿En qué momento te dieron el premio al pomo más sabio del año? Creo que me lo perdí.

—No seas tan mordaz, llevo décadas sin tener una conversación decente —se ofendió Cúrsquipe.

—Me disculparía, pero eso no arreglaría nada —Jenita suspiró.

Bueno… Si te sirve de consuelo, yo siempre te recordaré. Sólo había hablado con humanos antes.

—Sí, yo lo intenté. Y me amenazaron con tirarme a la basura. Ya ves, o me callo y me comen, o hablo y me deshechan por rara.

—El pan de cada día en la vida hortícola, me figuro.

Interrumpieron su conversación al oír al vecino bajar las escaleras. Jenita ahogó un grito, consciente de que ya volvían a por ella. Mientras se alejaba en manos de su futuro asesino, Cúrsquipe pudo oír cómo gemía de desesperación, la pobre.

—En fin —dijo el pomo para sí—. Me caía bien, es una lástima.

Anuncios

4 comentarios en “Reto 11. Cúrsquipe y el vecino de la berenjena

  1. ¡Hola! Ay me meo de la risa XD Que sepas que voté que sí a que incluyeses una berenjena en cada relato del reto y me muero de ganas de saber cómo te las ingenias para las próximas veces. Me ha encantado tu forma de narrar y el tipo de diálogo, en serio, es muy natural y a la vez con ese aire de cuento. No sé, me ha gustado mucho, en resumen jaja Estaré atenta a tus próximos relatos del reto, yo también participo y estás más que invitada a pasarte por los míos 🙂 ¡Besitos sonámbulos! ★🌙

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s