Reto 9. Su cuadro favorito

Escribe un relato que integre las palabras ‘luz’ y ‘cuadro’ como elementos relevantes del argumento.

Hoy era el último día de lo que concía como “vida”. Le habían dado una semana porque había que operar cuanto antes, no fuera que el tumor se extendiera a otras partes del cuerpo.

Lloraba mientras observaba su cuadro favorito. No era de un autor conocido, a pesar de que cualquiera reconocería sus obras. También lloraba por eso, porque la gente no le daba a aquella autora todo el reconocimiento que debería. Pero él sí. Él siempre la había amado.

Observó cómo la luz se colaba por todos los rincones de ese inmenso cuadro. El rojo intenso de las amapolas contrastaba con el verde fresco de la hierba, bañada por el rocío. Las azules carrasquillas y las violetas, del color de las berenjenas, saludaban al azul del cielo. Los insectos revoloteaban de flor en flor, buscando ese preciado néctar y siendo cómplices, sin saberlo, de la fecundación de miles de plantas.

Ese era su cuadro favorito, sin duda. Allí arriba, desde lo alto de aquellos montes que siempre subía con sus padres y luego solo o con sus amigos. Sólo llevó a uno de sus novios y novias allí. Al mismo que quería ver por última vez antes de la operación, junto a la gente que quería. Pero antes necesitaba contemplar su obra de arte predilecta: el mundo y su luz.

Se empapó de todos los colores que pudo, pues sabía que no habría próxima vez. No sabía hasta qué punto echaría de menos la profundidad de las cosas y su sombra. Oh, su sombra. Siempre le seguía y ahora no podría volver a comprobar si permanecía ahí.

Se echó a llorar más fuerte, pero no cerró los ojos ni agachó la cabeza; no podía permitírselo. No le importaba ver ese paisaje emborronado por las lágrimas, mientras pudiera seguir distinguiendo sus colores.

Un cuadro repleto de luz y sus reflejos.

Al día siguiente le operaron. Le administraron la anestesia en la habitación del hospital, para que lo último que viese fuera otro de sus cuadros preferidos: su gente sonriéndole, aportándole luz.

Cuando despertó, no quedaba nada de eso.

Ni luz.

Ni cuadros.

Sólo el vacío.

Buscó, frenético, los colores con unos ojos que ya no existían. Notó una mano posándose suavemente sobre su pecho, para que no se incorporara bruscamente y se calmara.

Escuchó las voces.

Las voces de los suyos.

Pero esta vez las escuchó distintas.

Sintió el tacto de las pieles.

La rugosidad de los objetos que le rodeaban.

Percibió el olor de cientos de fragancias mezclándose.

Formando un sinfín de sinfonías.

Cuando le dieron a probar un zumo, le supo diferente.

De mil formas diferentes.

Y entonces comprendió.

Había más colores más allá de su visión. Un cuadro distinto bañado por una nueva luz.

Anuncios

5 comentarios en “Reto 9. Su cuadro favorito

  1. Que sobrecogedor. La descripción de su miedo me parece genial, casi palpable. Y el final podría haber sido dramático y en cambio es esperanzador, me ha gustado mucho. Si me permites una crítica, te diría que le hicieras una segunda revisión, porque hay algunos errores o frases que no acaban de cuadrar. A parte de ese detalle está genial, sobre todo el recurso formal de cuando se despierta de la operación. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s